RAFAEL GONZÁLES EN SU TALLER DE LA ZONA SAN PEDRO DE LA CIUDAD

Restauradores del “Arte Sacro” -quienes engalanan sus talleres con las imágenes de Santos, Niños Jesús, antigüedades y todo lo relacionado con las bellas artes- se esmeran por realizar un trabajo perfecto de reparación. En la ciudad de La Paz existen pocos restauradores a quienes no se los puede encontrar con facilidad. La familia Gonzales es una de ellas y se dedica a este singular trabajo de las formas. Su taller está ubicado en la tradicional zona de San Pedro. Los usuarios que la conocen muy bien llegan a la ciudad desde varios puntos cardinales del país trayendo imágenes que requieren de arte, no poca paciencia y pericia para su restauración.

VALOR RELIGIOSO

En las navidades o la festividad de Reyes que se aproximan en el calendario católico, muchas familias mantienen la imagen del Niño Jesús desde sus antepasados. La costumbre católica es que un ícono no puede ser comprado, sino que aquél debe responder más a un regalo o donación, entonces la imagen cobra por sí misma su valor religioso. Pero muchas imágenes frecuentemente están expuestas a caídas accidentales o por razones que pocos entienden aparecen con algún miembro mutilado. La familia Gonzales generalmente tiene la solución y muchos de sus miembros actúan como verdaderos samaritanos para “sanar” la imagen y restaurarla hasta eliminar todo vestigio del accidente.

Una de las personas que realiza este trabajo con esfuerzo y dedicación es Rafael Gonzáles, artista que se instaló hace varios años en su taller de la calle Boquerón, esquina Luis Lara de nuestra capital y a quien conocen también como el “médico de los Niños o de Tatas”. El taller tiene apariencia de un altar natural, adornado con una numerosa cantidad de imágenes de santos, niños, animales del pesebre que parecen andar en una procesión. El restaurador dice que muchos de los íconos datan de varias centurias pues llegaron hasta los hogares de los clientes, tras generaciones con incontables historias de amor, devoción y de fe católica.

MADERA MAGUEY

“Estamos restaurando los niños de yeso, estuco, los niños de madera maguey, ahora han sacado los niños de resina”, dijo el artista a propósito de celebrar la fiesta de los Reyes Magos este próximo 6 de enero.

Sin embargo, a quien también las familias llaman “médico de niños” no sólo restaura los nacimientos, sino también a las diferentes imágenes como vírgenes, muebles, espejos antiguos, candelabros, cuadros, urnas y demás objetos familiares que muchos clientes quieren conservar.

“Trabajamos con Niños elaborados con materiales originales, estructuras de madera, por ejemplo dice, la lengua es de cristal, los dientes de nácar, inclusive hemos encontrado algunas imágenes antiguas que tenían dientes de humanos, era tan perfecto el trabajo de los artistas”, agregó, mientras ordenaba solemnemente sus obras sobre la mesa.

DÉCADAS

Desde hace más de dos décadas su especialidad es el “Arte Sacro”, puesto que la misma gente pidió al artista componer las imágenes religiosas, pues no encontraban quien lo hiciera con aquella perfección en cada gesto, rasgo. Allí el rostro de los santos parecía sonreír cuando varios de ellos abandonaban en brazos de los familiares que junto a los niños apuraban el paso para llegar a la casa y adorar al Niño Jesús o a uno de los miembros del nacimiento que renovó su figura en el taller de los Gonzáles.

Abrir Chat
En que puedo ayudarte?